Cuando Mozart visitó Leipzig y fue recibido por Doles quien le presentó a Bach en forma de motete

Johann Friedrich Doles (1715-1797) nació tal día como hoy hace 303 años en Steinbach-Hallenberg, Turingia. A pesar de su extensa obra musical en la cual encontramos más de 160 cantatas entre otros, Doles es recordado en esencia por dos hechos de su vida, el primero de ellos resulta de su asociación con Johann Sebastian Bach como alumno del Thomaskantor de Leipzig, al cual y después del breve periodo en el que Johann Gottlob Harrer (1703-1755) sirvió en dicho puesto entre 1750-1755, el propio Doles fue nombrado para el cargo, el cual ocuparía desde 1756 (año del nacimiento de Mozart) hasta 1789, en total fueron 33 años que le convierten en el Thomaskantor que más tiempo ha ocupado el puesto de los 34 que han lo han desempeñado hasta la fecha de hoy, siendo Gotthold Schwarz quien asume las funciones desde 2016.

Interior de la Iglesia de Santo Tomás de Leipzig.
Interior de la Iglesia de Santo Tomás de Leipzig.
El segundo hecho por el cual es recordado Doles está relacionado con el mismo compositor que nació en el año que fue nombrado para el puesto de Leipzig, por cuanto fue un 20 de abril de 1789, a penas unos días antes de que Doles abandonara voluntariamente el puesto, cuando recibió la visita de un Mozart que deambulaba de un lado hacia otro buscando oportunidades profesionales a medida que Viena le iba dando la espalda. En la primavera de 1789 Mozart emprendió viaje en compañía de Karl Alois, Príncipe de Lichnowsky, hacia el norte de Viena, con paradas en Praga, Leipzig, Dresde y Berlín.

Fue en la primera parada en Leipzig -a la vuelta volvería a pasar por allí para dar un concierto con obras propias- cuando visitó la Iglesia de Santo Tomás en la cual Bach había servido entre 1723-1750, siendo recibido por Doles el cual invitó a Mozart a templar el órgano, para lo cual el vienés ofreció varias improvisaciones, siguiendo muy probablemente en esa misma visita con una interpretación del Coro de la Escuela de Santo Tomás de un motete de Bach, en concreto el titulado “Singet dem Herrn ein neues Lied, BWV 225”, compuesto en 1727. Sobra decir que Mozart solicitó de inmediato realizar una copia la cual atesoró en su vuelta a Viena.

Manuscrito del inicio del motete “Singet dem Herrn ein neues Lied, BWV 225”, de J. S. Bach, compuesto hacia 1727.
Manuscrito del inicio del motete “Singet dem Herrn ein neues Lied, BWV 225”, de J. S. Bach, compuesto hacia 1727.
Se cumplen ahora 229 años de aquel lunes, 20 de abril de 1789, al tiempo que 303 años del nacimiento de Doles y de ahí que lo recordamos todo ello escuchando el mismo motete que recibió a Mozart en la Iglesia de Santo Tomás de Leipzig.