Maestro Krzysztof Urbański (1982) dice que este es el mejor concierto de todos los conciertos jamás escrito

El director polaco Urbański, con estátus de superestrella de la conducción musical, quizá ayudado por su siempre citado singular estilismo en temas de peinado y otros, afirma que el concierto para violonchelo y orquesta de Witold Roman Lutosławski (1913-1994) es el mejor, tal cual. Pero dice más, por cuanto no sólo se refiere a la categoría de conciertos para violonchelo, sino a todos los conciertos jamás escritos. El próximo 13 de abril lo dirigirá con la Orquesta Sinfónica de Indianápolis, de la cual es director musical. Podría darse la circunstancia de que al ser Lutosławski también polaco, tal hecho pueda haber influido en su criterio.

Krzysztof Urbański (1982) se inclina hacia el concierto para violonchelo y orquesta de Lutosławski como el mejor de todos los tiempos.
Krzysztof Urbański (1982) se inclina hacia el concierto para violonchelo y orquesta de Lutosławski como el mejor de todos los tiempos.
El concierto fue compuesto en 1970 y estrenado ese mismo año por Mstislav Rostropóvich, para quien de hecho estaba dedicado, en el Royal Festival Hall.

Aquí un breve fragmento con Paul Watkins al violonchelo y Thomas Adès dirigiendo a la Orquesta Sinfónica de la BBC en los Proms de 2013, para los más valientes: