Un McDonal's que sustituye el WiFi por la música clásica para reducir la delincuencia

Un establecimiento de McDonal’s en Londres que ha sido objeto de 71 delitos a lo largo de 2017, hasta el punto de ser patrullado por policías, ha decidido utilizar música clásica como espantapájaros, en este caso referido a maleantes y personas de mal vivir. El establecimiento está ubicado en Shepherd's Bush, oeste de Londres, y por decisión de su franquiciado ha cambiado el WiFi por el “tono calmado” que ofrece la música clásica. Esperemos que tenga cuidado con programar el Nibelungo de Wagner...