Anthony Milner combinó en su música un lenguaje tonal con un dominio ejemplar del contrapunto que ahora recordamos

Anthony Francis Dominic Milner (1925-2002) es recordado -para quienes lo conocen- como un compositor de abundante música coral y en particular sacra a partir de textos católicos, siendo su fe practicante una constante motivación en su quehacer diario musical. Nacido en Clifton, Bristol estudió en la Douai School, Woolhampton y en el Royal Conservatory of Music, para luego formarse con Reginald Owen Morris a quien adeuda en gran medida sus inusuales conocimientos de contrapunto. Si la fe religiosa marcó su vida, lo mismo se puede decir de su limitada capacidad auditiva, la cual se manifestó desde muy joven.

Anthony Milner (1925-2002).
Anthony Milner (1925-2002).
Su curriculum es amplio en nombramientos como profesor, su otra gran actividad paralela a la de compositor, prestando sus servicios en el anteriormente citado Royal Conservatory of Music, así como en el King’s College y el Goldsmiths College. Como director y clavecinista del conjunto London Cantata Ensemble, especializado en música barroca, dieron a conocer numerosas obras vocales de Buxtehude. Su ámbito profesional se completa con la crítica musical en The Musical Times y News Chronicle.

Crítico a su vez con la música serial, señaló a Webern y Stravinsky, tampoco se debe dar por hecho que estamos ante un compositor excesivamente conservador, lo cual no sería en cualquier caso un inconveniente en sí mismo, sino más bien ante alguien que mantuvo una línea continua de evolución, evitando los lenguajes más disonantes de su época, pero avanzando en sus propios railes.

Pasó los dos últimos años de su vida aquí en España, donde falleció un 22 de septiembre a los 77 años. Hoy conmemoramos el 93 aniversario de su nacimiento y para ello la Sinfonía de Cámara op. 25 (1967-1968) es un adecuado ejemplo de por qué su música es conveniente tenerla cerca.


Anthony Milner
Chamber Symphony (1967)
-
Northern Sinfonia
Howard Williams, director