En Suecia esta es la obra de música clásica más interpretada a fecha de hoy escrita por un compositor sueco

Definir el estilo de de un compositor ecléctico no resulta fácil por motivos obvios, así que lo evitaré. De todas formas algo hay que comentar sobre Lars-Erik Larsson (1908-1986) para presentar a tan ilustre compositor sueco, el cual dominó el panorama musical de su país durante varias décadas, no sólo por su actividad como compositor, sino también por su atiborrada agenda profesional en el ámbito de la radio y la educación musical en la Universidad.

Lars-Erik Larsson (1908-1986).
Lars-Erik Larsson (1908-1986).
De sus años trabajando como productor de radio, nació un nuevo formato de programa en colaboración con el poeta Hjalmar Gullberg (1989-1961) y Pontus Boman. Larsson puso música a uno de los poemas de Gullberg, titulado “Förklädd gud” (“Dios disfrazado”), resultando en lo que se conoce como una suite lírica para coro y orquesta, algo así como una cantata. Fue una época en la cual se dedicó a la composición de música para películas y escenarios varios.

Su música de los años 30 se etiqueta como neoclásica, en los años 40 se acercó a un estilo reminiscente de Hindemith, dando lugar en los años 50 a una de sus obras más singulares como son los 12 concertinos op.45, creados para músicos de nivel medio donde todas las cuerdas tienen su parte solista (aquí te puedes hacer una idea de cómo suenan). Al final de esa década se interesó por técnicas composición seriales incluyendo el Adagio para cuerdas (1960), para luego volver hacia el final de su actividad como compositor al estilo neoclásico de sus inicios.

Según la casa editorial Boosey & Hawkes, la obra “Förklädd gud” (“Dios disfrazado”) es todavía a fecha de hoy la pieza de música clásica más interpretada en Suecia, lo cual hasta podría ser cierto. Y sólo por ello, y también porque se cumple el 110 aniversario de su nacimiento, merece la pena acercarse a tan notoria partitura para que cada uno emita su prudente juicio. Si a alguien le interesa el de quien esto escribe decir que es de esas obras en un estilo que me resulta algo cargado, empalagoso, prefiero el concertino antes enlazado. Ahora es tu turno.


God In Disguise, Op. 24
Lars-Erik Larsson
-
Swedish Radio Choir.
Swedish Radio Symphony Orchestra.
Esa-Pekka Salonen, conductor.