Johann Gottlob Harrer fue el sucesor de Bach en Leipzig del que nadie se acuerda a fecha de hoy

Incluso habiendo sido el sucesor de Bach en Leipzig, el nombre de Johann Gottlob Harrer (1703-1755) resulta en general desconocido para la mayoría de quienes frecuentan la música del primero. Un cuarto de siglo en Dresde, donde trabajó entre otros como copista del entonces compositor de la corte Jan Dismas Zelenka (1679-1745), le ubican en un plano ciertamente diferente al de Bach, por cuanto la corte de Dresde era católica. Completaría posteriormente su formación estudiando con Johann Adolph Hasse (1699-1783), compositor que se ubica en un terreno que va dejando atrás el estilo barroco.

Misa a cuatro voces en Re mayor de Jan Dismas Zelenka, ZWV Z 9, en copia de Johann Gottlob Harrer.
Misa a cuatro voces en Re mayor de Jan Dismas Zelenka, ZWV Z 9, en copia de Johann Gottlob Harrer.
Harrer aportó a Leipzig un estilo diferente, de sus veinte obras sacras conservadas a fecha de hoy, todas excepto cuatro están en latín. De igual forma se progresó de una actividad musical que favorecía la cantata alemana hacia otra basada en la misa latina. Al mismo tiempo las propias funciones del Kantor, por expreso deseo de la autoridad de Leipzig, enfatizaban con Harrer su dedicación a la enseñanza musical frente a la composición musical, de tal forma que el catálogo de obras de Harrer se revela reducido comparado con el de Bach, más allá de las obras perdidas.

Quizá por ello Harrer utilizaba música compuesta incluso en el siglo XVI para completar las necesidades musicales del día a día, más aún si tenemos en cuenta que no consta que hiciera mucho uso de la música de su predecesor, incluso teniendo fácil acceso a las obras de Bach. Un ciclo de 48 cantatas alemanas atribuidas a Harrer referenciado en el catálogo de bienes de Georg Gottfried Petro, cantor en Görlitz (ciudad natal de Harrer), además de estar todas perdidas a fecha de hoy no parece que fueran intencionadas para Leipzig. Se considera que durante los cinco años que Harrer estuvo en el cargo, la interpretación habitual de cantatas fue cesando, resultando como ya se ha indicado que la mayor parte de su legado esté formado por misas.

Motetes de la colección Hiller, en el sello Carus. Johann Adam Hiller publicó seis colecciones de motetes y arias en cuatro partes entre 1776 y 1791. Estos obras presentan una variada selección de piezas en su mayoría de la segunda mitad del siglo XVIII y nos dan una visión interesante de un nuevo florecimiento del motete, el cual experimentó con posterioridad después de haber llevado una existencia oscura durante más de cien años. Saxon Vocal Ensemble bajo la dirección de Matthias Jung presenta una selección de las piezas más bellas de estas colecciones.
Hoy se conmemora el 315 aniversario de su nacimiento y a pesar de que Johann Gottlob Harrer fue seleccionado para suceder a Bach por delante de otros candidatos tales como C.P.E. Bach, A.F. Graun, J.L. Krebs, J.G. Görner y J. Trier, a fecha de hoy encontrar música suya no es ciertamente habitual, de ahí que no resulta posible incluir una muestra como sería de costumbre.