Mozart y su lied “Die Zufriedenheit” como muestra de la miniatura elevada a obra de arte para los salones vieneses

Los lieder de Mozart forman quizá una de las categorías más sublimes de su obra de entre aquellas que con cierta frecuencia se pasan por alto. Se aplicó en este género a lo largo de su vida con aportaciones a veces puntuales y en otras ocasiones dando vida a más de una creación en un sólo día, como el caso que aquí nos ocupa, por cuanto fue un 7 de mayo de 1785 cuando Mozart firmó tres lieder:
  • “Der Zauberer” (el mago) K. 472
  • “Die Zufriedenheit” (La satisfacción) K. 473
  • “Die betrogene Welt” (El mundo traicionado) K. 474 
Los tres están hechos a partir de textos de Christian Felix Weiße (1726-1804), escritor y pedagogo alemán y considerado el fundador de la literatura infantil alemana. Mozart escribiría un cuarto lieder sobre texto del mismo autor unos días después, “Die Verschweigung”, el 20 de mayo.

Christian Felix Weiße (1726-1804).
Christian Felix Weiße (1726-1804).
Cualquier de los tres merece una audición reposada, pero justamente por eso mismo, porque debe ser reposada, vamos a seleccionar sólo uno de ellos, en este caso “Die Zufriedenheit” K. 473, en la ideal versión de Julianne Baird y Colin Tilney al fortepiano. (Como curiosidad indicar que de este lied existe una versión anterior y con el mismo título -número de catálogo Kv. 349- escrita por Mozart en Munich para voz y mandolina.)


“Die Zufriedenheit” K. 473
Wolfgang Amadè Mozart
-
Julianne Baird, soprano
Colin Tilney, fortepiano