Mozart y su Quinteto de Cuerda en sol menor a través de las palabras de Chaikovski a Nadezhda von Meck

En una carta escribía Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893) a su singular mecenas Nadezhda von Meck (1831-1894) acerca de la profunda emoción que le causaba escuchar el Quinteto de cuerda en sol menor, Kv 516, de Mozart.

Inicio del segundo movimiento del Quinteto de cuerda en sol menor,  Adagio ma non troppo, Kv. 516, de Mozart (1787).
Inicio del segundo movimiento del Quinteto de cuerda en sol menor,
Adagio ma non troppo, Kv. 516, de Mozart (1787).
Señalaba en particular el compositor ruso cómo le conmovía sobremanera el movimiento lento, hasta el punto de no poder evitar las lágrimas buscando resguardo en algún rincón de la estancia donde estuviera interpretándose. Así decía Chaikovski:
“En la música de cámara, Mozart me encanta con su pureza y distinción de estilo, así como exquisito manejo de las partes. Aquí, también, hay cosas que pueden llevar las lágrimas a nuestros ojos. Solo mencionaré el adagio del quinteto de cuerda en Re [sic] menor. Nadie más ha sabido interpretar tan exquisitamente en la música el sentimiento de tristeza resignada e inconsolable. Cada vez que [Ferdinand] Laub tocaba el adagio tenía que esconderme en el rincón más alejado de la sala de concierto, para que otros no vieran cuán profundamente me afectaba esta música. [...] Previamente solo había conocido la Ópera italiana. Es gracias a Mozart que he dedicado mi vida a la música. Todas estas cosas probablemente han jugado un papel en mi amor exclusivo por él, y tal vez sea una tontería por mi parte esperar que aquellos que son queridos por mí sientan hacia Mozart igual que yo. Pero si pudiera hacer algo para cambiar tu opinión, me haría muy feliz. Si alguna vez me dices que has sido tocada por el adagio del quinteto en re menor, me regocijaré.”
El quinteto fue fechado por el propio Mozart un miércoles, 16 de mayo de 1787 (sólo doce días antes de la muerte de su padre), de lo cual se cumple hoy 231, y para recordar tan sobrecogedora pieza vamos a escuchar su movimiento lento, el adagio ma non troppo en mi bemol mayor.


Quinteto de cuerda en sol menor, Kv 516
Wolfgang Amadeus Mozart
-
Ensemble 415
Chiara Banchini, Enrico Gatti, violin
Emilio Moreno, Irmgard Schaller, viola
Käthi Gohl, violoncel

(Con instrumentos de época)