Otto Klemperer acumulaba años a su edad y de forma paralela sumaba minutaje a las lecturas musicales

De Otto Klemperer (1885-1973) sabido es que sus tempi se fueron haciendo cada vez más lentos a medida que avanzaba en edad, lo cual ofrece unos resultados opinables y pretender ponerse de acuerdo es pretender demasiado. Ahora bien, lo que  sí podemos hacer es escuchar la misma obra a diferentes velocidades bajo la misma batuta y decidir cuál de todas ellas nos resulta más atractiva. Sin necesidad de extrapolar cualquier conclusión particular a un todo general, cuando menos es un punto de partida.

Otto Klemperer (1885-1973).
Otto Klemperer (1885-1973).
Y para ello aquí traigo como muestra la última sinfonía de Mozart, esa escrita nada menos que en do mayor, y ahora recuerdo que alguien dijo que todo compositor de talento debía ser capaz de crear una obra maestra en dicha tonalidad, de tal suerte que Mozart creo una detrás de otra sobre escala de notas blancas como fundamento, siendo la Sinfonía núm. 41 (1788) la que se tomará como ejemplo para experimentar la misma partitura a diferente presteza.

Wolfgang Amadeus Mozart
Sinfonía n°41 Kv. 551


I. Allegro vivace 0:00
II. Andante cantabile 08:01
III. Menuetto. Allegretto - Trio 16:17
IV. Finale. Molto allegro 20:23

Philharmonia Orchestra
Otto Klemperer
1954

En mi opinión esta primera versión se me antoja en general apetecible, excepto el segundo movimiento que encuentro de lectura aburrida y poco implicada, así como el cuarto que si bien se desarrolla a un tempo ciertamente ágil y convincente para mi gusto, a veces se me ofrece algo alborotado.


I. Allegro vivace 0:00
II. Andante cantabile 9:17
III. Menuetto. Allegretto - Trio 18:25
IV. Finale. Molto allegro 23:13

Philharmonia Orchestra
Otto Klemperer
1962

A partir de la duración indicada para cada movimiento ya se observa un reducción en la velocidad que afecta a toda la obra, lo cual provoca un primer movimiento de lectura decente al tiempo que desanimado y algo simple, el resto de la sinfonía sigue la misma tónica y el último movimiento, si bien se ofrece más sereno, sigue resultando poco convincente, a veces es como si Klemperer buscara detalles allí donde no habitan y los omitiera en el contexto global de la obra, aunque ciertas dinámicas están ejecutadas con maestría y salvan por momentos la audición. De nuevo y al igual que en la versión anterior los vientos se ofrecen prominentes y claros, lo cual es opinable en cuanto al resultado.


I. Allegro vivace (0:00)
II. Andante cantabile (12:41)
III. Menuetto. Allegretto (22:01)
IV. Molto allegro (26:26)

Filarmónica de Viena
Otto Klemperer
1968

A pesar de ser la más reciente lo cierto es que en cuanto a la calidad de sonido no es precisamente la mejor y desconozco en qué medida ello condiciona su valoración, quiero pensar que poco o nada. Se trata de una versión que me resulta innecesaria por cuanto absurda y tosca. El contraste inicial entre forte y piano de los primeros compases que abren la partitura suena rústico, sin elegancia, nefasta carta de presentación, aunque dado todo lo que aún falta, bien se puede olvidar a mediada que se anda camino, lo cual me temo que no sucede del todo, aunque sólo sea por el hecho de transitar más de una vez esas mismas notas, tal cual está escrito en la partitura. El segundo movimiento no se sostiene, se desfonda, además los fagots y las trompas generan un efecto extraño, desconozco si por motivos d la grabación tal como indiqué antes. El tercer movimiento sería el único a rescatar de esta versión en general a olvidar, al tiempo que ahora sí estamos ante un último movimiento de lectura más interesante incluso que cualquiera de las otras dos versiones, aunque la descomunal energía que aveces transmite tampoco termina de convencerme, al igual que otra vez los vientos reciben un tratamiento que por momentos distrae, quizá porque estoy acostumbrado a otras lecturas.

En general, y sólo a partir de una obra en particular, está claro que aquí sí encontramos a un Klemperer echando el freno a medida que pasaban los años, lo cual ofrece resultados mezclados, siendo de habitual preferible desde mi punto de vista las interpretaciones más tempranas, aunque encontrando aspectos destacables en las siguientes. Por ahora estoy intentando reconciliar mi costumbre acumulada a partir de otro tipo de versiones con lo que aquí se escucha y me intriga sobremanera el tema de los vientos, los cuales se ofrecen de manera muy alejada de lo que tengo como norma.