Recordamos a Milton Babbitt en su Cuarteto de Cuerda núm. 4, con entrada libre y sin prejuicios recomendada

Leo en la biografía de Milton Babbitt (1916-2011) un hecho singular -entre los varios que salpican su vida- el cual remite a los años en los cuales Babbitt alternaba entre la investigación dentro del ámbito de las matemáticas en Washington DC, y la enseñanza musical de esa misma disciplina en la Universidad de Princeton. Por lo visto por aquel entonces (1943-45) los esfuerzos de Babbitt en el plano musical se aplicaban más en la investigación que en la composición propiamente, de tal forma que en 1946 alumbró un trabajo bajo el título “The Function of Set Structure in the Twelve-Tone System” (1946), tras el cual se ofrecía un estudio detallado del método compositivo de Arnold Schoenberg. Babbitt presentó este trabajo de marcado relieve técnico a la Universidad a modo de doctorado para habilitarse como tal, con el resultado de que si bien fue aplaudido por alguno de los miembros de la facultad de matemáticas, la disertación fue rechazada por el departamento de música dado que por aquel entonces sólo ofrecía el grado de doctor y similares a trabajos relacionados con la musicología histórica.

Milton Babbitt en 1982.
Milton Babbitt en 1982.
Su interés por la música dodecafónica de Schoenberg le hizo progresar hacia un sistema de 12 tonos -serialismo- el cual describió en numerosos escritos académicos de cierta densidad técnica e intelectual. Su música también se dota de una compleja aparatosidad técnica, intelectual y quizá especulativa, lo cual y llegados a este punto, sólo queda escucharla para que cada uno decida si tanto aparato de erudición justifica el resultado en el plano más esencialmente sensorial. En el día que se cumple el 102 aniversario de su nacimiento, aquí procedemos con el Cuarteto de Cuerda núm. 4 (1970):