Recordando a Sándor Végh al cual además de escuchar se recomienda contemplar en su delicado estilo de dirección orquestal

Tremendo mozartiano, el violinista y director húngaro Sándor Végh (1912-1997) resulta un estímulo en la obra del salzburgués siempre bienvenido, con numerosas obras en el catálogo para recorrer un itinerario que compartió de forma muy especial con la Salzburg Camerata Academica grabando los divertimentos para el sello Capriccio, así como la integral de los conciertos para piano y orquesta con András Schiff para el sello Decca.

Sándor Végh (1912-1997).
Sándor Végh (1912-1997).
También dirigió las filarmónicas de Viena y Berlín, fundó el cuarteto que lleva su propio nombre, Végh Quartet, del cual formó parte desde el inicio en 1940 hasta 1978 y con el que grabó los cuartetos de Mozart, Beethoven y Bartók. De forma paralela mantuvo una notable actividad como profesor en numerosas instituciones de prestigio en Basilea, Friburgo y Dusseldorf, para culminar en 1987 en el Mozarteum de Salzburgo.

Portada de los Conciertos para piano de Mozart núms. 12 y 14, con András Schiff y Sándor Végh dirigiendo la Camerata Academica des Mozarteums Salzburg, en el sello Decca.
Portada de los Conciertos para piano de Mozart núms. 12 y 14, con András Schiff y Sándor Végh dirigiendo la Camerata Academica des Mozarteums Salzburg, en el sello Decca.
Se podría seguir hablando de su amplio registro de servicios a la música y en particular a Mozart, al tiempo que escuchar sus lecturas desde el podio. De todas formas, ver a Sándor Végh dirigir es una experiencia en sí misma única por esa elegancia y delicadeza que caracterizaba sus gestos y sentido de la interpretación.

En el día que se cumplen 106 años de su nacimiento, vamos a recordar a Sándor Végh en dos obras de Mozart ciertamente muy diferentes, por una parte la Sinfonía núm. 39 (kv. 543), con la Filarmónica de Viena en 1991 (con unos tempi en el lado reposado) y luego en el Divertimento en re mayor (kv. 334), con la Camerata Academica des Mozarteums Salzburg en 1988.


Sinfonía núm. 39 (kv. 543)
Filarmónica de Viena (1991)



Divertimento en re mayor (kv. 334)
Camerata Academica des Mozarteums Salzburg
1988